Connect with us

¿Hola, Qué estás buscando?

River en La Liga

Problema Monumental: River prepara el regreso del público y tomó una decisión que molestó a los socios

Más de 36 mil personas dirán presentes el domingo contra Boca.

River
Fuente: River Plate

Más allá de la importancia lógica que tiene cualquier Superclásico, el partido del próximo domingo estará atravesado por el regreso del público al Monumental. Poco más de 36 mil personas observarán el River-Boca, y desde la dirigencia se encuentran ultimando detalles. Justamente, en medio de los preparativos, tomaron una contundente decisión que generó el enojo de muchos socios.

Después de un año y medio, el estadio Monumental abrirás sus puertas para recibir a los hinchas de River. Y lo hará nada menos que en el Superclásico de la fecha 14 del Torneo de la Liga Profesional. Tras el anuncio de la Ministra de Salud, Carla Vizzotti, se confirmó que el Antonio Liberti estará ocupado en un 50%. Y la gran mayoría de los abonados ya reservaron sus lugares.

Lo hicieron mediante la web de River ID, y después de algunas quejas, todo va tomando color. Uno de los principales temas a resolver por parte del club tiene que ver con las ubicaciones de los hinchas, teniendo en cuenta que hay que respetar el aforo del 50% y el protocolo correspondiente. El mismo establece que debe haber cierta distancia entre espectadores, lo que implica un gran inconveniente.

Sucede que, si bien la cancha está abonada casi en su totalidad, hay algunos sectores que tienen más reservas que otros. Tal es el caso de la tribuna Sivori Alta, donde habitualmente ingresan 12.000 personas. Aunque ahora serán muchos menos, para poder cumplir con las medidas sanitarias. A su vez, la Centenario Alta cuenta con lugares disponibles, y se implementará una reubicación.

Pasando en limpio, miles de socios abonados a la Sivori deberán ver el partido frente a Boca en la otra cabecera. Y a pesar de que aún no hay confirmación oficial, se estima que los hinchas serán notificados en las próximas horas. Sin dudas, se trata de una medida polémica que generó cierto fastidio, pero no impedirá que se viva una verdadera fiesta.