Connect with us

¿Hola, Qué estás buscando?

Show de memes

“Ni mi viejo”: la fuerte revelación de Omar Labruna sobre Gallardo que impactó a todo River

El hijo de Angelito fue contundente.

Marcelo Gallardo
Fuente: Instagram @omarlabruna_dt/River Plate

A esta altura, de más está decir lo que significa Marcelo Gallardo para la historia moderna de River. El Muñeco se ganó el amor de la gente y logró títulos inolvidables, por lo que se sentó en la mesas de los grandes entrenadores del club. Uno de ellos es Ángel Labruna, quien fue protagonista de una fuerte revelación de su hijo, Omar. “Ni mi viejo“, dijo, y todos en Núñez se impactaron.

En el fútbol argentino las comparaciones están a la orden del día. Y sobre todo si hay de por medio un ciclo tan exitoso como el de Gallardo en River. Si bien se lo emparenta constantemente con Carlos Bianchi, por la gran rivalidad con Boca, también hay un debate interno dentro del club Millonario. Es que en el banco del Monumental se sentaron excelentes entrenadores, pero pocos como Ángel Labruna.

El Feo no solo es el máximo goleador de la historia de River, sino que también se destacó como DT. Y además, es uno de los próceres de la institución. Por estos motivos, son muchos los que se animan a compararlo con Gallardo, dada su importancia en esta época. Incluso, el Muñeco ya lo superó como el técnico más ganador, con sus 12 títulos. Pero según Omar Labruna, esto no es todo.

Gallardo es el único entrenador de la historia de River que tiene las llaves del club. Ni mi viejo“, aseguró el hijo de Angelito en el programa Presión Alta de TyC Sports. En su rol de panelista, Omar no escatimó en elogios hacia el Muñeco y causó el asombro de sus compañeros, al ponerlo por encima de un emblema como el Feo.

Luego, el heredero del apellido Labruna prefirió ser más cauto, aunque se mantuvo en la misma línea. “Después está la historia, quién es más ídolo. Pero las llaves nunca las tuvo“, reiteró. Mientras tanto, el Muñeco sigue escribiendo páginas doradas en River. Y está claro que una vez que se vaya, su legado quedará en los pasillos del Monumental por mucho tiempo.

Ángel Labruna