Connect with us

¿Hola, Qué estás buscando?

River es historia

Un 2021 inolvidable: el año de Enzo Pérez que volvió locos a los hinchas de River

De ser arquero a definir como goleador en varios encuentros.

Enzo Pérez
Twitter River Plate

Si hay un jugador por el cual los hinchas de River no se cansarían de aplaudir y a cantar en el Monumental sería por Enzo Pérez. A veces, no alcanzan las palabras para definir la estadía del mendocino en el club de sus amores. Y mucho menos, para explicar todos sus actos de compromiso y cariño con la camiseta que mejor le queda.

Se va el 2021 y sin dudas será un año que Enzo jamás olvidará porque le pasó de todo. Desde ser arquero, florearse con goles y hasta lesionarse gravemente un brazo. El año para Enzo arrancó con un título, la Supercopa Argentina 2019, el sexto vistiendo la pilcha del Millonario. Como siempre, sus festejos alocados en Santiago del Estero tras vencer a Racing fueron furor.

Luego de eso llegó la noche del 19 de mayo en el Vespucio Liberti, donde Enzo pasó a ser (si es que todavía algunos dudaban que lo era) ídolo total de River. Sin arqueros debido a un brote masivo de Covid-19, el volante le dijo a Gallardo que quería ir al arco para no dejar solo a sus compañeros y así fue. Se calzó los guantes que le prestó Germán Lux, buzo, short y medias verdes.

Con unos clásicos botines negros, hizo historia contra Independiente Santa Fe, atajando algunas pelotas y defendiendo el arco más grande del continente. Para el colmo, en ese instante, el mendocino se encontraba lesionado. Después, en el mes de agosto, Enzo se convirtió en goleador, por si le faltaba ocupar alguna posición: marcó dos goles en duelos consecutivos.

Anotó de forma agónica el 2-1 ante Sarmiento en Junín. Y la fecha posterior, contra Aldosivi en el Monumental, definió en el segundo tiempo para marcar el 2-0 final. Más tarde, se fisuró el pie en el Superclásico contra Boca por la Liga Profesional y pese a que quería estar de todas formas, se perdió el compromiso siguiente con Banfield.

La lesión que lo marginó

El 22 de noviembre llegó la peor noticia de su año: Enzo se lesionó en la cancha de Platense que terminó con la luxación en uno de sus codos y se perdió el resto del año. La lesión lo privó de estar en la cancha pero de ninguna manera de sus compañeros. El mendocino siguió acompañando a su equipo en todos los partidos. Y ahora aguarda el comienzo de la pretemporada.