Connect with us

¿Hola, Qué estás buscando?

River en La Liga

¡No durmió nadie! River salió campeón y los hinchas coparon el Obelisco en una tremenda celebración

Toda la Ciudad se tiñó de rojo y blanco.

River
Fuente: River Plate

Todo salió según lo esperado, y River logró salir campeón del Torneo de la Liga Profesional tres fechas antes de su finalización. Tras golear 4-0 a Racing, el equipo de Marcelo Gallardo rompió el maleficio en el ámbito local, y el Monumental vivió una enorme fiesta. Pero los festejos también se trasladaron al Obelisco, donde los hinchas protagonizaron una larga celebración.

Desde que el equipo salió al Monumental para enfrentar a Racing, ya había clima festivo. Más de 72 mil personas colmaron las tribunas y soñaban con otra gran actuación de los dirigidos por Marcelo Gallardo. Finalmente, los fanáticos tuvieron su recompensa y disfrutaron de un fútbol de alto vuelo que le permitió a River volver a ser campeón.

Con goles de Agustín Palavecino, Julián Álvarez y Braian Romero por duplicado, el Millonario levantó un nuevo título en el ciclo Gallardo. Y se desató la locura. Por supuesto que los grandes privilegiados fueron aquellos hinchas que estuvieron en el Monumental, quienes observaron de cerca la vuelta olímpica. Pero a su vez, hubo otros festejos en distintos puntos del país.

El lugar donde se dio la mayor concentración fue el Obelisco, tal como es habitual ante cada consagración del Millonario. Ni bien terminó el encuentro, miles de hinchas se fueron acercando al centro de la Ciudad de Buenos Aires. Y con el correr de los minutos, se les sumaron los fanáticos que regresaban desde el Monumental. Así las cosas, todos dieron rienda suelta a su pasión.

Con banderas, bengalas y los clásicos cánticos dedicados a Boca, todo River celebró la obtención del título número 36 en el plano local. A pesar de que hoy era un día laborable, los hinchas no tuvieron problemas en juntarse pasadas la medianoche, y los festejos se extendieron más allá de las 4 de la mañana. En definitiva, se trató de una jornada muy emotiva, y la Ciudad se tiñó de rojo y blanco.