Connect with us

¿Hola, Qué estás buscando?

River en La Liga

¿Nueva marca? La exorbitante oferta que le hicieron a River para que rompa su contrato con Adidas

La futura camiseta es una incógnita.

River
Fuente: River Plate

Se vienen tiempos de cambios en el mundo River, no solamente por lo que tiene que ver con las elecciones presidenciales, sino también por algunos contratos que se terminan. Si bien el que más le importa a los hinchas es el de Marcelo Gallardo, hay mucha incertidumbre por la marca que vestirá al equipo en 2022. Y en medio de las negociaciones con Adidas, el club recibió una exorbitante oferta de otra marca.

Pocas relaciones fueron tan duraderas en el ambiente del fútbol como la de River con Adidas, pero podría llegar a su fin en diciembre. Concretamente, la empresa de las tres tiras viste al equipo Millonario desde 1982. Y se van a cumplir 40 años de una sociedad que viene con algunos conflictos. Diseños poco originales, elevados precios y su llegada a Boca fueron un cóctel explosivo. Motivos por los que en Núñez analizan un cambio.

Como no podía ser de otra manera, cuando el resto de las marcas se enteraron de las intenciones de River, empezaron a ilusionarse con desembarcar en la banda. Pero ninguna hizo una oferta formal, hasta el día de hoy. Es que lo que se venía especulando desde hace tiempo se hizo realidad. Y Puma oficializó su interés por reemplazar a Adidas.

Si bien no se conocieron detalles minuciosos de la oferta, salió a la luz que la marca del felino está dispuesta a pagarle a River un 30% más de lo que cobra por año actualmente (8 millones de dólares). Por su parte, aumentaría en un 12% los ingresos por regalías en relación con la firma alemana. Lo cierto es que la propuesta ya está sobre la mesa, a casi dos meses de que el contrato con Adidas finalice.

Más allá de esto, la marca de las tres tiras tiene la potestad de igualar cualquier oferta. Y a pesar de que Puma maneja cifras interesantes, no tendrían problemas en hacerlo. Vale destacar que los alemanes ya manifestaron sus intenciones de quedarse en River y sostener sus negocios en los dos más grandes de la Argentina. Algo que en Núñez aceptarían, considerando las altas exigencias de mercado del club.