Connect with us

¿Hola, Qué estás buscando?

Ex River

El inesperado cruce de Nicolás De La Cruz con la barra de Flamengo: “Tiene moral”

El conjunto brasileño no está pasando un buen momento.

Nicolás De La Cruz
FUENTE: Nicolás De La Cruz Instagram

La Copa Libertadores cerró el pasado jueves su cuarta fecha de fase de grupos y para sorpresa de todos uno de los equipos que perdió fue Flamengo. El Mengao cayó ante Palestino de Chile por 1-0, lo que lo deja en la tercera posición de la tabla a falta de dos fechas para el cierre, una cuestión que provocó el enojo de la barra contra todo el plantel, salvo con Nicolás De La Cruz.

Todo sucedió este viernes por la mañana cuando los futbolistas comenzaron a llegar al predio de entrenamientos llamado CT Ninho do Urubu. En la puerta se encontraba una importante manifestación de hinchas comunes y barras donde fueron increpando uno a uno a los jugadores por lo que viene siendo el nivel del equipo. Pero con De La Cruz la historia fue diferente.

En el momento que el uruguayo con reciente pasado en River llegó a la puerta del centro de entrenamientos bajó la ventanilla para dialogar con los manifestantes y lejos de recibir reprobación fue el único que fue elogiado. “Puedes dejarlo pasar, este tiene moral”, se escucha en el audio, toda una muestra de apoyo para el mediocampista.

Lo cierto es que Flamengo hoy en día no está pasando por su mejor momento a pesar de tener un plantel plagado de figuras. En el Brasileirao se encuentra en la sétima posición con 8 puntos, aunque está a tan solo dos unidades de Athletico Paranaense que es el líder de la tabla con 10, con un total de cinco fechas disputadas.

La situación más comprometida de Flamengo es en la Copa Libertadores. Todo parece indicar que el que quedará como líder en el Grupo E será Bolívar de Bolivia que tiene hoy en día 10 unidades y que cerrará la primera etapa en su cancha. Segundo está Palestino con 6 puntos y tercero aparece el Mengao con 4, por lo que es imperioso para los brasileños conseguir dos victorias para pasar a octavos.